Latitud 435 Noticias

Conozca cómo prevenir los ataques de migraña y reducir su intensidad

El 12 de septiembre se conmemora a más de 1 billón de personas que padecen migraña en el mundo. En Colombia se calcula que existen alrededor de tres millones de personas que la padecen, con una prevalencia estimada entre el 3,2% y 9,8%. En el Día Internacional de la Acción Contra la Migraña se busca concientizar a la sociedad sobre el impacto de esta patología y sensibilizar acerca del dolor que produce esta enfermedad, para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La migraña es un tipo de dolor de cabeza que se caracteriza por ser repetido o recurrente. La prevención de esta patología se puede conseguir con diferentes tratamientos y evitando los factores desencadenantes, es decir, factores que al exponerse a ellos, aumentan la probabilidad de sufrir un ataque de migraña.

Los eventos migrañosos se pueden controlar con algunos tratamientos que están destinados a detener los síntomas y prevenir ataques futuros. Dependerá de la frecuencia e intensidad de los dolores de cabeza y el grado de discapacidad que causen. Los episodios deben tratarse siempre de forma rápida, con un abordaje estratégico que tenga en cuenta la comorbilidad del paciente y la gravedad de la crisis.

Se han diseñado muchos tratamientos para atender la migraña. Los tratamientos usados para combatir esta enfermedad se dividen en dos grandes categorías: Tratamiento agudo, también conocidos como ’tratamiento abortivo’, medicamentos que se toman durante los ataques de migraña y están diseñados para aliviar el dolor, la discapacidad y detener la progresión de la crisis migrañosa. Por otro lado, los medicamentos preventivos o profilácticos, que se administran regularmente, para reducir la intensidad o la frecuencia de nuevos episodios.

El tratamiento profiláctico farmacológico debe ser valorado juiciosamente por parte de profesionales de la salud y también de los pacientes. Por lo general, se debe considerar cuando la calidad de vida está seriamente afectada, si el paciente sufre tres o más crisis de migraña por mes o si la respuesta terapéutica abortiva a las crisis de migraña es insuficiente. Este tratamiento tiene como objetivo fundamental reducir la frecuencia de las crisis y hacer que éstas sean más leves y, por tanto, más sencillas de manejar.

Según el Doctor Sergio Ramírez, reconocido neurólogo y neurofisiólogo colombiano “la migraña no es una enfermedad que cause la muerte, pero cuando se cronifica y sus episodios son muy frecuentes, produce una discapacidad importante, deteriorando la calidad de vida del paciente.

En algunas oportunidades la migraña puede complicarse produciendo infartos migrañosos o intensificando su cronificación. Por eso es importante consultar al médico y evitar factores desencadenantes como tomar vino o café, comer queso maduro o chocolate. Dentro de las terapias para tratar esta patología, destacamos los tratamientos profilácticos que son los encargados de prevenir el evento migrañoso, ya que permiten reducir la incapacidad por esta enfermedad y desarrollar una vida normal”.