Latitud 435 Noticias

Caterine Ibargüen se despidió de los Juegos Olímpicos

Caterine Ibargüen no pudo disputar la medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio tras quedar eliminada en los primeros tres saltos, pero la colombiana quedó en la historia del deporte del país tras haber sido medallista de plata en Londres, oro en Rio, ganadora de varias paradas de la Liga Diamante y obtener el primer puesto en dos Mundiales de Atletismo.

Luego de su participación en Tokio, la nacida en Apartadó le envió un gran saludo a Colombia por apoyarla todos estos años. «Estoy muy satisfecha de todo lo que he hecho. Solo agradecerle a Dios y ahora vamos a aportarle al deporte, ¡vamos a seguir creciendo!», dijo.

La doble medallista olímpica no se refirió su futuro, asegurando que tiene «muchos sentimientos encontrados, así que sería mentir y no ser tan sincera. Estoy en ceros, esperando llegar a la Villa, reunirme con mis compañeros, llamar a mi familia y celebrar porque se ha terminado una gran competencia».

La colombiana  aplaudió este domingo a su sucesora en Tokio-2020, la venezolana Yulimar Rojas, tras la final de la especialidad.

«Estoy supercontenta por ella. Aprovecho para felicitarla. De verdad que no era un secreto que ella venía para grandes cosas, que gracias a Dios se le dio aquí en la pista y que tuvo el día perfecto para realizar sus sueños», comentó Ibargüen sobre Rojas, quien conquistó esta vez la medalla de oro con un nuevo récord mundial: 15,67 metros.

Junto a la venezolana se subieron al podio la portuguesa Patricia Mamona, con un salto de 15,01, y la española Ana Peleteiro, que marcó su mejor salto en 14,87, solo tres centímetros por encima de la jamaiquina Shanieka Ricketts, que se quedó en 14,84.