Latitud 435 Noticias

¿Harán juicio político contra Donald Trump?

Los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos tienen planeado presentar artículos de juicio político contra el presidente Donald Trump este lunes, con el fin de destituir al mandatario después de que sus partidarios, alentados por sus acusaciones de fraude electoral, irrumpieron violentamente en el Capitolio el miércoles pasado.

Diversas fuentes dijeron a medios de comunicación estadounidenses que los demócratas quieren acelerar el proceso para remover a Trump cuando quedan 11 días para que termine su mandato, y buscan que la votación para decidir si debe ser sometido a un segundo juicio político se realice la próxima semana.

La noticia llega luego de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, presidió una teleconferencia con legisladores demócratas para discutir las posibles medidas a tomar en los últimos días de la administración de Trump.

¿Qué son los artículos de juicio político y qué sigue en el proceso?
Para que haya un juicio político, un miembro de la Cámara de Representantes debe presentar una resolución que la cámara luego adopta y remite a un comité para su investigación. Una vez que se completa la investigación, el Comité Judicial de la instancia decide si existen motivos para un juicio político, y emite una lista de los artículos de juicio político. La cámara baja tiene que debatir cada uno de estos artículos, y si la mayoría está de acuerdo en cada uno, se aprueba la resolución, y el asunto pasa al Senado.

Este proceso, sin embargo, puede acortarse si los demócratas y algunos republicanos coinciden en que deben actuar rápido, pues no tendrían que pasar por el Comité Judicial, y podrían ir directo a la redacción de los artículos de juicio político, para después presentarlos e ir al debate y la votación.

Después del asalto al Capitolio por parte de partidarios del presidente, varios congresistas, incluyendo a Pelosi, pidieron al vicepresidente Mike Pence que invoque la Enmienda 25, que permite destituir al mandatario si no puede cumplir con sus funciones. El vicepresidente aún no ha informado al Congreso de su decisión, pero es poco probable que remueva al presidente.