Latitud 435 Noticias

Permiten ingreso de mascotas en UCI de clínica en Santander

Con el objetivo de acelerar la recuperación cardiovascular, mental y la rehabilitación de pacientes COVID-19, la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV), con sede en Floridablanca (Santander), aprobó un protocolo para el ingreso seguro de mascotas a la UCI ECMO, donde se encuentran aquellas personas que no respondieron favorablemente a las terapias convencionales contra el virus.

Los perros, gatos u otro tipo de mascotas que estén libres de enfermedades infectocontagiosas y parasitarias, cuenten con su esquema completo de vacunación y cumplan con otros requisitos, podrán ingresar hasta por 45 minutos a las habitaciones. “La Unidad ECMO se caracteriza por tener a los pacientes de una manera consciente, es decir que ellos están despiertos y al no ser contagiosos pueden interactuar con sus familiares y mascotas. Este proceso de humanización es fundamental para su recuperación, como lo demuestra la evidencia científica”, asegura Mario Alberto Castillo, anestesiólogo intensivista de la UCI ECMO.

De eso da testimonio Adriana Lucena Lizarazo, la primera paciente de la unidad en recibir la visita de su mascota. “Después de permanecer 50 días hospitalizada, por fin pude ver a mi querida perra Canela. Fue un momento muy bonito poder verla, tocarla, alzarla y fue algo que como todos esos pequeños milagros que ocurren en esa UCI disparó mi recuperación”, recuerda.

Ella y su esposo, Luis Miguel Pallares, ingenieros industriales y veterinarios de profesión, ayudaron a consolidar el protocolo. “Los médicos empezaron a preguntarme por mis perritos porque saben el cariño que les tengo. Así empezó a gestarse la idea de llevar a Canelita, que era la más cercana. Al inicio era como un sueño, pero aquí nada es imposible”, afirma Adriana.

Para el ingreso, los pacientes y sus familiares deben realizar la solicitud. Posteriormente, el equipo médico evalúa la condición del paciente y determina si se encuentra apto o no para recibir esta visita. Antes del encuentro, la mascota debe permanecer aislada durante cinco días de animales externos a su núcleo y se recomienda que sea bañada el día de la cita para garantizar su higiene.

El transporte de la mascota en la unidad se realiza en guacales o coches especiales para animales y durante toda la visita se cuenta con la presencia de personal de salud para garantizar que todo salga de la mejor manera.

“Esta es una de las actividades con las que contamos, pero también está la celebración de fechas especiales como cumpleaños, Día del Padre, de la Madre. Ayudarlos a distraerse, salir de la monotonía y hacerlos olvidar de su condición crítica es fundamental para su proceso”, señala Castillo.