Latitud 435 Noticias

Menos retórica y más recursos piden Defensores del Pueblo

n la comunidad 7 de Mayo, del corregimiento Malagana, en Mahates (Bolívar), se están dando varias muestras de vulneración a los derechos de las personas, como a la salud, a la educación y al acceso a la inscripción en el Estatuto Temporal del Migrante, que es en lo que los Estados de la región y del mundo deben empezar a trabajar con perspectiva diferencial y criterio humanitario.

Así lo manifestó el Defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Camargo, durante una visita que hizo a esta población junto con 17 de sus homólogos (defensores del pueblo y directores de las instituciones nacionales de derechos humanos) y algunos invitados de Europa, África y Asia, organizaciones internacionales y de cooperación internacional que hacen parte del Encuentro Internacional de Defensores del Pueblo, ‘Migración y refugio: derechos en riesgo’ que se desarrolla en Cartagena.

Carlos Camargo resaltó que en la comunidad 7 de mayo se pueden apreciar las problemáticas y situaciones que deja la migración cuando no se hace de forma ordenada y sin el concurso de los Estados y demás instituciones de los países. “Actualmente, la Defensoría colombiana está haciendo un acompañamiento a esa comunidad buscando apoyo nacional e internacional para lograr soluciones definitivas y sostenibles a esta crisis humanitaria”, dijo.

En el recorrido en la población, los Defensores del Pueblo apreciaron y analizaron la labor de la Defensoría del Pueblo, pues a estas 98 familias, incluidos migrantes, desplazados por la violencia y solicitantes de refugio, las iban a desalojar de la zona y dejarlos a la deriva.

“La Regional Bolívar ha coadyuvado para que con decisiones legales y la magistratura moral se logre la permanencia de estas familias en el territorio, de forma transitoria y hasta que se garantice su estabilidad socioeconómica en condiciones dignas. De igual manera ha apoyado en la caracterización de esta población, corroborando la existencia de personas en condiciones de discapacidad o diversidad funcional, adultos mayores, mujeres en gestación o de población infantil”, explicó el Defensor del Pueblo de Colombia.

Agregó que “para solucionar la problemática que acarrea la migración se requiere menos retórica y menos discursos de parte de los gobiernos y entidades. Se deben destinar mayores recursos de todo tipo para la atención humanitaria de estas poblaciones, que es lo que se busca articular en el Encuentro Internacional de Defensores del Pueblo”.

“Los Defensores del Pueblo tenemos un compromiso férreo y estamos dispuestos a seguir prestando nuestros buenos oficios para brindar ayuda humanitaria a los migrantes y así lo estamos ratificando en este importante encuentro, donde estamos sentando bases para seguir aplicando acciones conjuntas, pues esta problemática necesita apoyo de todas las instancias”, concluyó Carlos Camargo.