Latitud 435 Noticias

Tormenta Iota causa tragedias en el país

El cambio climático es una realidad y a pesar de los discursos de los escépticos y de los líderes mundiales que pretenden desconocerlo, las consecuencias son cada día más evidentes en diferentes regiones del planeta.

Ahora le tocó el turno a Colombia, sumida en una grave crisis económica por cuenta del coronavirus y la mala gestión económica del gobierno del presidente, Iván Duque, que tiene a millones de familias en el país viviendo situaciones de hambre debido a la desaparición del empleo.

A este dramático panorama se suma una tragedia ambiental de proporciones históricas, debido a las inundaciones por las lluvias provocadas por la tormenta tropical Iota que, por si fuera poco, amenaza el archipiélago de San Andrés y Providencia, con posibilidades de convertirse en huracán.

Entre las ciudades afectadas por las inundaciones y deslizamientos provocados por las lluvias de la tormenta tropical Iota, está Cartagena, que decretó la calamidad pública. Las inundaciones ocurren desde los barrios más alejados hasta el centro histórico, donde los vehículos quedaron bajo el agua y algunos locales están inundados.

Sitios reconocidos como la Plaza de los Coches, en el centro, o localidades como las de Albornoz, Villa Rosa, Olaya Herrera, Pablo VI y Bayunca se han visto afectadas por esta situación que tiene en emergencia a una ciudad que apenas está empezando a recuperarse del impacto económico de la pandemia del covid-19.

Según el alcalde, William Dau, por las fuertes lluvias que se prolongaron por más de 24 horas, hasta el 70 por ciento de la ciudad está inundada e incluso en algunas zonas han ocurrido derrumbes que tienen en vilo a los habitantes de varios barrios.

«Desde tempranas horas (ayer) todos los equipos de todas las dependencias de la Alcaldía están dispuestos a entrar en acción para mitigar los efectos. El día de hoy (sábado) estaremos decretando una calamidad por la fuertes lluvias y con eso podremos inmediatamente contratar equipos para mitigar los efectos», expresó Dau.

La Alcaldía de Cartagena ordenó el cierre inmediato de todas las playas de la ciudad y la prohibición del zarpe de embarcaciones hacia la zona insular hasta nuevo aviso. Igualmente la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Desastres de la Alcaldía (OAGRD) pidió a los ciudadanos ayudas para atender la situación colchonetas, frazadas, alimentos no perecederos, ropa, elementos de aseo y de cocina, tejas y tanques, botellones y bolsas de agua.

El procurador general, Fernando Carrillo, aseguró que desde marzo el organismo pidió a las autoridades locales dar prioridad «al plan maestro de drenajes pluviales que es la única solución integral para las inundaciones en la ciudad». Igualmente lanzó un SOS y dijo: «Clara calamidad pública. Inundaciones y muchas vidas en riesgo. Barrios muy afectados: Pozón, Villa Rosita, Socorro, Sector Industrial de Mamonal, Palmeras, Policarpa, Ricaurte, Fredonia, deslizamientos en varios sectores».

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo (UNGRD) hizo un llamado a las autoridades para que activen planes de contingencia y prevención por la tormenta tropical Iota,

El Chocó, como infortunadamente ocurre casi siempre debido al abandono estatal que sufre esta región del país, habitada históricamente por la población afrdescendiente, es uan de las regiones más afectadas.

Tradicionalmente una zona donde se registran más lluvias que en el resto del país, el departamento está atravesado por numerosos y caudalosos ríos que, debido a la explotación de la minería ilegal y a la deforestación, además de la falta de dragado, inundan las poblaciones ribereñas cada año y durante varios meses.

Pero las crecientes de este fin de semana derribaron un puente en Lloró, y han causado estragos en al menos una docena de municipios más que se encuentran bajo las aguas en una situación bastante crítica.

En Antioquia, municipios cercanos a la cuenca chocoana como Urrao y Dabeiba también padecen graves inundaciones debido a las fuertes lluvias. En Dabeiba, debido a los deslizamientos, han muerto al menos tres personas y 16 más están desaparecidas por los deslizamientos que han provocado las lluvias.

En Urrao el río Penderisco se desbordó e inundó la que era una apacible y maravillosa vega de prados verdes en la que pastaban vacunos y equinos que habrían perecido por la creciente.

El presidente Duque, afirmó que ante la compleja situación que viven varias regiones por las lluvias, las autoridades mantendrán monitoreo, “evaluamos acciones y pedimos a sus habitantes atender recomendaciones».  «Evaluamos acciones de respuesta por afectaciones que dejan fuertes lluvias y el paso de tormenta tropical Iota. Hacemos un llamado a las autoridades locales a activar planes de contingencia», expresó el mandatario.