Latitud 435 Noticias

Latam se acoge al capítulo 11 de Bancarrota en USA

Al igual que la colombiana Avianca, que también hizo lo propio hace unas semanas, Latam, el gigante de la aviación latinoamércana, nacida en 2012 de la fusión entre la aerolínea chilena LAN y la brasileña TAM, también se acogió al capítulo 11 de la ley de bancarrotas de Estados Unidos, lo que significa una declaratoria de Quiebra, debido al «impacto sin precedentes» de la pandemia de covid-19

Con esta decisión, Latam se une a la triste lista negra de una decena de aerolíneas quebradas en todo el mundo, como consecuencia de la crsis desatada por la pandemia del coronavirus, que ha obligado a dejar en tierra la mayor parte de la flota de aeronaves en el mundo.

Latam es el mayor grupo de transporte aéreo de América Latina, con sede en Santiago de Chile, es heredera en parte de la antigua LAN

Y a través de un mensaje por video, su presidente ejecutivo, Roberto Alvo, hizo todo lo posible para tranquilizar a trabajadores, clientes y acreedores del grupo a su cargo, y con el mensaje: «Continuaremos volando mientras nos reorganizamos», dejó claro que pondrán todo de su parte para salir de la crisis y poder continuar operando en todo el continente.

«Al contrario, se trata de una oportunidad para reorganizar deuda y, en consecuencia, preservar al grupo LATAM, así como a los trabajadores y colaboradores en la medida de lo posible»

Chile podría actuar como aval para que Latam obtenga recursos.

Al respecto, el ministro de Hacienda chileno, Ignacio Briones, detalló cuáles podrían ser las opciones de apoyo para la aerolínea pero dejó en claro que cualquier solución deberá ser consensuada a nivel político y de cara a la ciudadanía.

“Hay varias opciones sobre la mesa para apoyar a Latam Airlines: que el Estado actúe como aval para que la empresa acceda a recursos, mediante el cobro de una comisión a beneficio fiscal o una opción sobre las acciones de la firma”, señaló el ministro de Hacienda en Chile, Ignacio Briones.

Así, estableció dos condiciones: que cualquier solución deberá ser consensuada a nivel político y que el Fisco sea retribuido por el apoyo que brinde a la compañía.

Briones recalcó que “esta es una decisión que tiene que ser a nivel de Estado” de cara a la ciudadanía con el consenso de los actores políticos”.

De igual forma el gobierno de Brasil no descartó realizar un rescate a la compañía, en un momento en que el país vive una de las peores crísis de la aviación en toda su historia.

Según la Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (Abear), el sector aéreo brasileño ha registrado una caída del 92% en el tráfico doméstico y del 100% en el internacional, como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Así, las proyecciones que el sector hacía al comenzar el año, de un crecimiento de entre el 6% y el 9%, han quedado en el olvido, sin que se pueda precisar cuál será el impacto definitivo de la crisis.